Una agradable casa colonial que combina elegancia y sencillez en un precioso enclave histórico

El Barrio Belén

En el área cercana a la Plaza Vieja, al este de la Avenida de Bélgica (Egido) entre las calles Teniente Rey y Merced se encuentra el Barrio Belén, que fue el gran centro religioso de La Habana colonial, lleno de iglesias y conventos. Los siglos XVIII y XIX fueron testigo  de una oleada de construcciones eclesiásticas, pues los obispos trajeron su influencia para perpetuarla en esculturas y piedras. El más notable de esos obispos fue Diego Evangelino de Compostela, quien arribó de España en 1867 y enseguida inició la construcción del Convento de Belén, el Convento de Santa Clara de Asís y la Iglesia de Santa Teresa de Jesús en el hoy Barrio de Belén, y la Iglesia del Santo Ángel Custodio, entre otras edificaciones eclesiásticas en otras zonas de la Habana Vieja.

El área también fue donde se asentó la primera comunidad de judíos sefardíes en Cuba después de su expulsión de Castilla y Aragón en 1492. Este hecho fue la génesis del establecimiento de una amplia comunidad judía en el país; y ya para el siglo XX, judíos lituanos y polacos se establecieron aquí después de huir de la persecución nazi. Como parte de un proyecto de reconstrucción del asentamiento judío, el gobierno cubano ha comenzado por rehabilitar la sinagoga local ubicada en la Calle Acosta.


Últimas entradas

El Barrio Belén Sira | Jan 20, 2014